Cupffee, la taza que se come

¡La taza de galleta que se puede comer! Sabe genial y no altera el sabor. Cupffee no tiene ningún glaseado, por lo que no altera el sabor de la bebida. ¡La magia está en la receta! Es tan sabroso como una galleta, pero a prueba de fugas.

85ºC. Resistente a bebidas calientes.
40 min. Crujiente hasta que termines tu café.
15 gramos. Tan ligero como una galleta.
12 horas. No goteará por un día